Abandono persona

Charata: Rescatan una anciana que vivía en condiciones de abandono total

Todo comenzó cuando Norma, ciudadana charatense, dio alerta a gente de la Iglesia por el grave estado de abandono de su vecina Natividad de 94 años.
La anciana vive, junto a su sobrino, en el domicilio que le dejó su hermano ya fallecido sobre calle Blas Parera al 900 casi esquina Ituzaingó.

Cuando logran entrar a la vivienda, pueden observar la situación de desidia en la que se encuentran. Conviven estos dos adultos mayores, con ratas, alacranes, arañas y otras alimañas generadas por la acumulación añeja de la suciedad.

Natividad, duerme en medio de la basura y hace sus necesidades al lado de su cama, a pesar de no tener problemas motrices que le permitan ir al cuarto de baño.

Su sobrino, que padece algún tipo de discapacidad, frecuenta el Taller Protegido y es allí donde logra consumir algo de alimento, mientras que la abuela pasa sus días como puede.

Los vecinos de la cuadra, alertados por el hediondo olor que escapa a la vereda, intentaron en reiteradas ocaciones ayudar a Natividad pero ella no lo permitió. Por tal motivo, Norma, la vecina pidió ayuda que llegó desde la iglesia, Bomberos Voluntarios de la Perla del oeste y el área de Desarrollo Social de la Municipalidad. Ellos, se están encargando de limpiar paredes, pisos, muebles y de arrojar a un volquete todo aquello que esté acumulado, sucio y/o roto.

Va a ser un trabajo muy duro que demorará varias jornadas.

Ante la intención de llevarla a un “lugar mejor”, la abuela se negó rotundamente. Cabe destacar que ella hace todos sus trámites en forma personal y acusa, por lo menos a simple vista, un desconocimiento total de la realidad en la que vive.

¿Acumuladores compulsivos?

La acumulación compulsiva es un trastorno psicológico que obliga a quienes lo sufren a acumular objetos y les impide deshacerse de ellos aunque éstos sean inservibles o no cumplan ningún propósito práctico.

Este mal también se conoce como el síndrome de Diógenes, síndrome del acaparador compulsivo o disposofobia, y es cada día más frecuente.

Quienes la padecen por lo general sufren de exceso de ansiedad, tendencias depresivas o problemas para socializar.

Los acumuladores compulsivos se caracterizan por sentir una fuerte dificultad a la hora de desprenderse de posesiones materiales. Son personas muy arraigadas a su hogar y viven muy mal los cambios; generan con los objetos vínculos emocionales similares a los que la mayoría de personas experimentan con otros seres humanos y ésta es la principal razón por la que no pueden simplemente botarlos a la basura. El desprendimiento material les causa angustia, dolor e incluso remordimiento.

Una característica de la acumulación es el desorden, y en algunos casos, la suciedad. El acumulador llena su hogar de cosas a tal punto que es imposible encontrar un lugar para cada cosa y termina convirtiéndose en una avalancha material dentro de la que subsiste un ser humano.


Fuente: CharataChaco.Net

About Portada Principal

Con tecnología de Blogger.